CAMIONERO DE ROCA FUE ATACADO POR MAPUCHES

En el inicio de esta semana, un chofer de Roca vivió una pesadilla en la Ruta 40. Se topó con una barricada de un grupo que se identificó como “resistencia mapuche”. Las personas que impedían el paso increparon al camionero, lo obligaron a bajar de la unidad y le prendieron fuego. Además, golpearon al roquense que -por fortuna- pudo escapar con el auxilio de un colectivo de paso. Luis Rastellini dialogó con AM 740 y relató lo vivido. El caso se vincula con otros episodios violentos de este grupo que dice pelear por las tierras que les arrebataron a los mapuches. Se investiga si hay relación con el ataque al refugio Neumeyer de Bariloche, que terminó con el incendio y destrucción del lugar.

En AM 740, el chofer roquense repasó el difícil momento que le tocó vivir. “Llegando al cruce a El Maitén, en la ex Ruta 40, me encuentro con lo que pensé que era un accidente. Después me di cuenta de que eran 3 personas al costado de la ruta, que se me suben al camión. La ruta estaba llena de piedras y le largaron un chorro de nafta para prender fuego el asfalto. Los quise esquivar y me tiraron una molotov en el parabrisas, perdí la visión totalmente. Frené y me bajaron del camión. Estaban armados con rifles y pistolas. Discutimos y me dicen que son de la resistencia mapuche y que yo iba a sacarles lo que es de ellos“, relató el hombre. En un intento por salvar su fuente de trabajo, Rastellini abre el capot del camión para apagar las llamas que caían del parabrisas. En ese momento, le arrojan un bidón de nafta a la cabina y en pocos minutos, se quemó toda la unidad. “Me pegaron un culatazo en la cabeza y me decían que me iban a llevar con ellos”, agregó. Todo ocurrió muy rápido y con gran violencia.

“Querían hacer algo jodido, como un atentado, que saliera en los diarios. Es terrorismo. Nunca me iba a imaginar un piquete de esta manera, en este tramo de la ruta”, dijo Rastellini. Mientras el fuego consumía el camión, el chofer recibió una brutal golpiza. “Cuando vi que venía un colectivo, salí corriendo y le pedí por favor que me llevara porque me iban a matar. No se querían detener, pero en la desesperación lo hicieron y me subieron. Se escuchaban tiros, no se si eran para nosotros o al aire. Realmente increíble, se dieron a la fuga”, relató. La policía llegó momentos después pero no logró dar con los agresores. Investigan el caso y lo relacionan con otros ataques similares que se atribuyen a comunidades mapuches. En la zona de la cordillera rionegrina se están repitiendo estos episodios violentos. Hace unos meses, un movimiento de mapuches se adjudicó el incendio en el refugio Neumeyer de Bariloche. Este espacio quedó reducido a cenizas y los cuidadores resultaron heridos. Un grupo de senderistas fue agredido hace días atrás, también con argumentos similares. Se presume que esta resistencia actúa desde la frontera y tiene su origen en Chile.

Compartir en:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Dejá un comentario